Compartir

Cómo calentar para una sesión de fitness

Por Sportivic. Actualizado: 17 abril 2019
Cómo calentar para una sesión de fitness

Igual que cuando damos un paso empezamos un camino, cuando empezamos con el calentamiento estamos empezando a practicar fitness. La preparación de nuestro cuerpo para el ejercicio que vamos a empezar a practicar es básica, y por tanto tiene que ser parte de nuestra tabla de entrenamiento, así como los ejercicios posteriores a la sesión para destensar y relajar los músculos.Muchos nuevos practicantes de fitness cometen el error de pensar que el entrenamiento es tan sólo los ejercicios: van a comprar material deportivo, se acercan al gimnasio y se suben, directamente, a cualquiera de las máquinas y aparatos de fitness que hay en el sitio: la primera máquina que ven o la que más les gusta. Esto, además de suponer un serio riesgo para el cuerpo, termina agotando antes de tiempo, y nos impide dar el máximo en cada esfuerzo, porque el cuerpo aún está preparándose para asumir la nueva exigencia a la que queremos someterlo.Por eso, si quieres que tu cuerpo rinda al máximo durante una sesión de fitness, te enseñamos cómo calentar para una sesión de fitness:

Pasos a seguir:
1

Un buen calentamiento no se puede hacer con prisa. Si no tienes tiempo y debes acortar, es mejor que lo hagas del tiempo del entrenamiento en sí, antes que del calentamiento. Un buen calentamiento debe durar cerca de 10 minutos.

2

Lo normal es que empieces de arriba hacia abajo: además de servirte como ayuda para que no te vayas olvidando de ninguna parte del cuerpo, puedes calentar el cuello, o los brazos, sin implicar otras partes que aún no están preparadas. En cambio, si empezaras por las piernas, por ejemplo, esto supondría un esfuerzo a los abominales, hombros o cuello que es preferible evitar antes de tiempo.

3

Los movimientos para calentar debe ser oscilatorios, preferiblemente de rotación, en lugar de los movimientos de 2 pasos (adelante-atrás, o izquierda-derecha), que son más bruscos. Gira en sentido circular el cuello, las muñecas, los antebrazos, los hombros,... centrándote en las zonas que van a soportar mayor esfuerzo durante la sesión de fitness.

4

Lo importante de esta primera parte del calentamiento es que las articulaciones están preparadas, para evitar esguinces.

5

Combina los movimientos de rotación con estiramientos, que son útiles para evitar distensiones en los ligamentos.

6

Cada persona tiene sus "zonas frágiles", aquella a la que tiene que prestar más atención: tobillos, espalda, hombros,... Conoce la tuya y dedícale algo más de cuidados.

7

Una vez terminada esta parte, empezamos con un poco de carrera continua, y seguimos con unas series muy ligeras -adecuadas a tu nivel-, de abdominales y flexiones. Así, los músculos empezarán a adaptarse al esfuerzo.

8

La respiración es importante: debes oxigenar los músculos para que tengan energía suficiente, así que respira profundamente y de forma acompasada.

9

¡Ya estás listo! Recuerda que después del entrenamiento también debes hacer ejercicios para destensar, ¿de acuerdo? Así tu sesión de fitness rendirá al máximo.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo calentar para una sesión de fitness, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Fitness.

Consejos
  • El calentamiento para una sesión de fitness es individual: aunque vayas a practicar fitness con otras personas, cada uno deberá adaptar el calentamiento a su forma física, prestando atención a sus propias zonas débiles
  • Una buena forma de iniciarse en el fitness es dedicar las 2 primeras sesiones, exclusivamente, al calentamiento. De esta forma el cuerpo va tonificando y preparándose para el ejercicio.

Escribir comentario sobre Cómo calentar para una sesión de fitness

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo calentar para una sesión de fitness
Cómo calentar para una sesión de fitness

Volver arriba