Compartir

Cómo nadar bien

Cómo nadar bien

La práctica de un deporte es por regla general saludable pero, por desconocimiento, podemos cometer errores que lleven a que los efectos de la actividad física sean los contrarios a los deseados. En el caso concreto de la natación, una mala técnica puede provocarnos dolores de cuello y de la parte alta de la espalda, llegando incluso a provocar que abandonemos la actividad. Para ayudarte a llevar una vida sana, en unComo.com te explicamos en detalle cómo nadar bien.

También te puede interesar: Cómo respirar al nadar
Pasos a seguir:
1

Antes de entrar en detalle en la técnica de natación, tienes que tener claras unas cuestiones básicas sobre tu equipamiento. Especialmente si nadas a una piscina pública, lleva siempre chanclas, por razones de higiene y, también, para evitar resbalones. Además, es básico que te pongas un gorro para evitar que el cabello acabe en el agua y unas gafas para proteger los ojos del cloro u otros elementos que se empleen para purificar el agua. Adicionalmente, puedes usar tapones para evitar que el agua te entre en los oídos y tiritas en la nariz para favorecer la respiración.

2

Una vez ya dentro del agua, el consejo para importante acerca de cómo nadar bien es la posición del cuello. Como ya explicamos, una mala postura de esta parte del cuerpo mientras practicamos natación acabará provocándonos dolores musculares en el cuello y, además, en la parte superior de la espalda. En el caso de que ya tengas estos problemas, te recomendamos que practiques los siguientes ejercicios para el dolor de cuello.

3

Pues bien, el cuello siempre debe ir relajado cuando nadas. Es decir, tiene que llevar una posición natural, sin forzar, en línea con la espalda o un poco colocado hacia adelante. Lo que tienes que evitar es que el cuello vaya echado hacia atrás, ya que esta es la forma de forzarlo y provocar tensiones musculares en la zona. Muchos nadadores principiantes acaban con estos dolores de cuello, debido a que una mala técnica de respiración le obliga a echar el cuello hacia atrás para poder coger aire.

4

Así que, en relación a esta óptima posición del cuello para nadar bien, está la técnica de respiración al hacer natación. El aire lo debes coger, en el caso del crol, girando el cuello hacia derecha o izquierda, pero nunca echando la cabeza hacia atrás. Si tienes dudas en este tema, te recomendamos que leas este artículo acerca de cómo respirar bien al nadar.

5

Otro error muy común que provoca que no nademos bien es la tendencia a impulsarnos únicamente con brazos y parte media y alta de la espalda. Esto provoca que no aprovechemos la fuerza de nuestras piernas y, con ello, que no ejercitemos las extremidades inferiores de forma óptima al hacer natación. Así que, cuando nades, recuerda que debes aprovechar también la fuerza de las piernas para impulsarte y no solo la del tren superior del cuerpo.

6

Otro aspecto importante para nadar bien es la forma en la que movemos los brazos y, en concreto, cómo los introducimos del agua. Una regla que siempre debes cumplir es la de tratar de sumergir el brazo lo más horizontal respecto al agua que puedas. Así, tienes que tratar de evitar que el brazo entre en perpendicular, ya que así avanzarás muy poco y te cansarás más al nadar.

7

La última recomendación para nadar bien que os proporcionamos es que acudáis a la piscina con frecuencia, es decir, que practiquéis natación de forma constante. Es preferible nadar 20 minutos o media hora, tres días a la semana, a ir una hora pero 4 veces al mes. Si se practica bien, nadar es uno de los deportes más completos que existen y apto para casi todas las circunstancias, puesto que son muchos los beneficios de la natación para la salud.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo nadar bien, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Deportes.

Escribir comentario sobre Cómo nadar bien

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo nadar bien
Cómo nadar bien

Volver arriba