Compartir

Cómo reducir mi resistencia en el agua

Por Ruth Álvarez Ochoa. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo reducir mi resistencia en el agua

Reducir nuestra resistencia en el agua es, sin duda, la manera más fácil y eficiente de ser más rápido nadando. Para ello, es indispensable trabajar en cómo conseguir mantener una postura nivelada en el agua. Antes de perder el tiempo intentando conseguir un mejor impulso en la salida de la carrera por medio de fuertes patadas, concéntrate por completo en reducir la resistencia de tu cuerpo en el agua. De esta forma, conseguirás mayor velocidad con menor esfuerzo.

También te puede interesar: Cómo mejorar la resistencia al nadar

¿Por qué se produce la resistencia en el agua?

La resistencia de nuestro cuerpo en el agua se produce cuando las partes superiores de nuestro cuerpo, es decir, la cabeza, los hombros y la parte alta de los brazos, se posicionan más cercanos a la superficie que las caderas y los pies, que progresivamente se van hundiendo cada vez más. En esta posición, en el que el tronco está ligeramente inclinado hacia arriba, aparece la resistencia en el cuello, el abdomen, las caderas, las rodillas y los pies a avanzar con la misma velocidad.

Para hacer frente a este fenómeno, es importante entender que el cuerpo funciona en el agua como una balanza: cuando una parte sube, la otra baja. Y para encontrar el equilibrio, existen 3 hábitos muy útiles.

3 trucos para mantener el cuerpo en equilibrio

  • Cabeza: Cuando miras hacia delante mientras nadas, tu cabeza se alza sobre la superficie del agua, haciendo que las caderas y piernas se hundan. Si tu cabeza se sumerge en el agua, entonces tu piernas y caderas emergen a la superficie. ¿Solución? En vez de mantener tus cejas, la frente o la línea de pelo justo a la altura de la línea de agua, sumerge tu cabeza para que la línea de agua esté a la altura de la nuca.
  • Brazos: En el momento en que el brazo entra en el agua y avance hacia delante para completar su extensión, los dedos no deben estar encima o justo bajo la superficie: deben estar sumergidos a unos 10 cm bajo la línea de agua.
  • Presión: Gracias a los pulmones, la cavidad torácica aguanta mucho aire. Cuando la parte superior del pecho se hunde en el agua, la parte baja se eleva. Mantén este presión en la parte superior del pecho mientras giras. El movimiento sería el siguiente: apóyate primero en tu axila, gira la clavícula y apóyate en la axila contraria.

Depende de tu complexión

También depende de cada complexión aplicar uno u otro ajuste. Un cuerpo con tendencia a acumular grasa en las caderas y los muslos flotará mucho más fácilmente que uno delgado y fibroso. Ambos tipos de cuerpo pueden nivelarse en el agua, pero con diferentes estrategias. Por lo general, cuanto más delgado/a y musculoso/a estés, más necesitarás mantener la cabeza y los brazos hundidos para mantener el equilibrio, y viceversa.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo reducir mi resistencia en el agua, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Deportes.

Escribir comentario sobre Cómo reducir mi resistencia en el agua

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo reducir mi resistencia en el agua
Cómo reducir mi resistencia en el agua

Volver arriba