Compartir

Cómo son los ejercicios calisténicos

Cómo son los ejercicios calisténicos
Imagen: estilostiletto.com

La principal característica de los ejercicios calisténicos es que no necesitan elementos externos que nos ayuden a ejercitar nuestros músculos, sino que se emplea el propio peso del cuerpo para hacer fuerza con un determinado grupo de músculos. Por ello, no es necesario que acudamos a un gimnasio para realizarlos, sino que en nuestra propia casa los podemos llevar a cabo. En este artículo, puedes encontrar más detalles acerca de la calistenia. Para que sepas cómo practicarla, en unComo.com te explicamos cómo son los ejercicios calisténicos.

También te puede interesar: Ejercicios de calistenia para principiantes
Pasos a seguir:
1

Como comentamos, el peso de nuestro propio cuerpo es el que permitirá que nos ejercitemos de forma optimizada en los ejercicios calisténicos. Las distintas posturas y los diferentes movimientos optimizarán nuestras actividades, de manera que no precisaremos elementos externos como pelotas, aparatos, pesas o mancuernas.

2

Otra característica de los ejercicios calisténicos es que, al basarse en movimientos naturales de nuestro propio cuerpo, se trabajan grupos musculares, con lo que la optimización de cada sesión de trabajo es máxima.

3

Para trabajar la espalda, un ejercicio calisténico es tumbarnos en el suelo boca abajo, sobre una esterilla. Las palmas de las manos las tenemos contra el suelo, a la altura de los hombros. Entonces, hacemos fuerza con los brazos para levantar la espalda.

De este modo, sin necesidad de aparatos, estamos trabajando una gran cantidad de músculos empleando para ello nuestro propio peso.

4

Con los ejercicios calisténicos también podemos ejercitar el pecho. Para ello, nos agarramos al marco superior de una puerta con las manos, y hacemos fuerza para levantar el cuerpo lo máximo que podamos. Obviamente, para realizar este ejercicio tenemos que estar en muy buen estado de forma ya que tendremos que hacer mucha fuerza.

5

Una actividad calisténica mucho más asequible pero igual de efectiva, aunque no lo parezca, consiste en situarnos de pie frente a una pared, a 1 metro de distancia, y apoyar las palmas de las manos contra la superficie. Entonces, sin mover los pies, dejamos caer el cuerpo contra la pared doblando los brazos y retornamos después a la posición inicial, flexionando y estirado nuestras extremidades superiores.

De este modo tan sencillo, trabajaremos los músculos de los brazos.

6

Clásicos ejercicios como las sentadillas, los abdominales o las flexiones también son ejercicios calisténicos. Los podemos practicar en cualquier lugar y sin necesidad de elementos externos, logrando trabajar sobre grupos musculares de forma eficiente al hacer uso del peso de nuestro propio cuerpo.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo son los ejercicios calisténicos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Fitness.

Escribir comentario sobre Cómo son los ejercicios calisténicos

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo son los ejercicios calisténicos
Imagen: estilostiletto.com
Cómo son los ejercicios calisténicos

Volver arriba