Compartir
Compartir en:

¿Es bueno hacer cardio en ayunas?

¿Es bueno hacer cardio en ayunas?

Probablemente hayas oído que hacer cardio en ayunas es la mejor forma de quemar grasa. Los que defienden esta práctica se basan en que si haces cardio al levantarte y antes de desayunar el cuerpo utiliza la energía de la grasa corporal y no de la insulina o la glucosa, como hace normalmente, ya que estas se encuentran a niveles muy bajos por la mañana. Esto hace que quemes grasa desde el momento en que te levantas. Consiste en hacer ejercicio cardiovascular de forma moderada, no muy intenso, ya que el cuerpo acaba de despertarse. Sin embargo, aunque tiene su lógica y es cierto que en ayuno el cuerpo pierde más grasa que después de comer, hacer cardio en ayunas no es lo más recomendable y puede perjudicarte si lo realizas a niveles muy altos. En este artículo de unCOMO te explicamos las razones.

También te puede interesar: ¿Es bueno hacer deporte en ayunas?

Cómo funciona el metabolismo y la quema de grasa

Antes de explicar por qué el cardio en ayunas no es saludable, es imprescindible que conozcamos cómo funciona nuestro metabolismo en el proceso de quema de grasa.

La grasa se almacena en nuestro cuerpo en forma de triglicéridos que se acumulan en el tejido adiposo. De esta forma, el cuerpo adquiere energía, pero el sobrante que no utiliza el cuerpo como energía se queda acumulada en nuestro organismo en forma de grasa. Adquirimos los triglicéridos a través de los alimentos que tomamos y pasan a la sangre a través de las lipoproteínas.

Lo que nos interesa ahora es cómo liberar los triglicéridos y para ello tenemos que romper su cadena, es decir separarlos en ácidos grasos y glicerol. Este proceso lo dirige una hormona llamada Hormona Sensible Lipasa (HSL) que funciona a través de la insulina, que frena la movilización de las grasas y, por otro lado, las cacolaminas (adrenaina y noradrenalina) que hace que se mueva la grasa. Por eso cuanto más alto sean los niveles de insulina en nuestro organismo, más difícil será la quema de grasas.

El proceso que acabamos de ver de separar los triglicéridos se llama hidrolizar. Una vez hidrolizados (rotos), los triglicéridos pasan a la sangre por el flujo sanguíneo a través de una proteína llamada albúmina y los lleva a algún sitio del cuerpo donde puedan ser usados. Y aquí viene la parte importante, para que los triglicéridos se usen como energía deben adherirse a las mitocondrias celulares y esto lo hacen a través de una enzima que se llama CPT.

Hacer cardio en ayunas no es lo ideal

Ya conocemos el proceso de transformación de la grasa en energía y cómo esta llega a nuestro cuerpo. Hemos visto que, efectivamente, la insulina alta dificulta la quema de grasa. Por eso, las personas que apoyan la actividad cardiovascular en ayunas aseguran que al no haber ingerido ningún alimento, la insulina tendrá unos niveles muy bajos y, por lo tanto, es el momento ideal para perder grasas.

No se equivocan en el funcionamiento del organismo y de hecho sí, es cierto que haciendo cardio en ayunas se quema grasa, pero hay que tener en cuenta otros factores que puede que no te gusten tanto. Cuando el cardio se realiza a una intensidad baja, nuestro cuerpo utiliza más grasa y, por lo tanto, efectivamente, ayuda a perderla. Sin embargo, unos niveles altos de actividad cardiovascular en ayunas tienen consecuencias como la pérdida de masa muscular que tanto te ha costado conseguir. Esto se debe a que al no haber niveles de glucosa suficientes, el cuerpo necesita energía de otros sitios y la toma de los músculos.

Además, que los niveles de glucógeno sean más bajos por la mañana es cierto, pero no del todo exacto. Cuando ingerimos la cena del día anterior, estamos metiendo glucosa al organismo y durante el sueño solo gastamos energía proveniente de los ácidos grasos, no del glucógeno almacenado, ya que no hacemos una actividad que requiera de ello. Por lo tanto, al despertarnos esa glucosa no se ha usado. Cuando haces ejercicio en ayunas es posible que quemes más grasa pero también oxidarás mucha menos durante el día.

La mejor forma de hacer cardio y quemar grasa

Lo recomendable es tener una dieta hipocalórica de manera que consumamos más calorías de las que tomamos. De esta forma, la insulina estará alta en algunos períodos del día, pero como hemos ingerido muy pocas calorías, siempre quemaremos grasa. Hacer cardio a lo largo del día con una dieta hipocalórica es la mejor forma de quemar grasa.

Si quieres hacer cardio en ayunas, lo recomendable es que consultes con tu médico antes y de hacerlo sigas una rutina y una dieta especial. Para la rutina, lo mejor es realizar ejercicios de baja intensidad como trotar, montar en bici o nadar.

Lo más importante es tener en cuenta que la quema de grasa no es un proceso momentáneo y que el metabolismo fluye constantemente. Por lo tanto, no hay que quedarse con la idea de que si la insulina está alta va a ser imposible perder grasa porque esto no es así. Como hemos visto mantenernos constantes y una dieta hipocalórica ayudarán mucho más que hacer cardio en ayunas que, además, puede hacer que pierdas masa muscular, cosa que no queremos.

Además, te aconsejamos que descubras cuáles son los mejores ejercicios de cardio para adelgazar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Es bueno hacer cardio en ayunas?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Fitness.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre ¿Es bueno hacer cardio en ayunas?

¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Es bueno hacer cardio en ayunas?
1 de 3
¿Es bueno hacer cardio en ayunas?